¿Cuánto dura?

clock-359984_640Para que un proceso de coaching tenga efectividad, sobre todo se necesita continuidad. Por ello los procesos suelen ser de tres meses, a razón de unas 4 sesiones mensuales (una a la semana suele ser lo habitual, aunque hay circunstancias que puedan hacer que sean cada 2 semanas).

Todo depende también de cómo es la persona, y qué objetivo se marque. Hay casos de temas muy concretos, donde con unas pocas sesiones es suficiente, y otros (la mayoría), donde por los cambios que se quieren asumir el proceso dura varios meses.

De todas formas, a final es el coachee ( la persona que recibe el coaching) es el que delimita el que delimita la duración del coaching y el que decide siempre cuando acabarlo.