¿Quienes son la personas idóneas?

shutterstock_54122785-1Todos nos podemos beneficiar del coaching, independientemente de nuestra edad, condición, sexo o status social. Porque el coaching implica mejoras en aspectos personales y de nuestra vida, y ¿Quién no tiene aspectos personales y de su vida que mejorar?

Por poner ejemplos, hay circunstancias donde el coaching ha demostrado su utilidad:

  • Estudiantes preparando oposiciones y exámenes.
  • Profesionales que quieren orientar su carrera adecuadamente.
  • Padres que desean entender y comunicarse mejor con los hijos.
  • Personas afectadas por una pérdida o separación reciente.
  • Trabajadores con dificultades de adaptación a su entorno laboral o que sufren mobbing.
  • Personas que saben lo que no quieren pero no lo que sí quieren.
  • Personas que buscan una mejor integración en su entorno social o mejorar su comunicación personal.
  • Aquellos que han decidido seguir soñando con la vida que quisieron vivir.
  • Parejas que quieren mejorar su relación.
  • Personas que desean mejorar sus habilidades sociales.
  • Aquellos que necesitan mejorar su autoestima y seguridad en sí mismos.
  • Directivos y mandos que deben hablar en público.
  • Profesionales que deben abordar retos o proyectos importantes o difíciles.
  • Personas jubiladas que quieren sentirse útiles.
  • Y muy especialmente aquellos interesados en su propia evolución y en su desarrollo personal.

En definitiva, no hay prácticamente ninguna casuística (a no ser que sea una enfermedad) donde el coaching no pueda ser útil. Pero cada uno tenemos un caso, así que plantéamelo si quieres en la sesión gratuita y veamos que se puede hacer.