¿Y mi filosofía profesional?

Para mí, esto no es una profesión, sino un estilo y forma de vida. Implica tener la responsabilidad de saber que otras personas tienen el potencial de crecer y evolucionar, y de tener las vidas que son posibles, y alcanzar sus sueños.

Para alcanzar esas metas, considero indispensable:

Una ética a conciencia.

Tener claro que mi objetivo es conseguir que las personas vuelen solas.

Y sobre todo, que las respuestas a nuestras preguntas las tenemos dentro.

Debo facilitar el proceso para que afloren esas respuestas, acompañándote en todo momento.

Todo esto para mi implica:

Compromiso

No dejar nunca de aprender

Ser humilde para poder descubrir

Cuestionarme total y constantemente mis presuposiciones y creencias

Aportar a otros lo que ya me está enriqueciendo a mí como persona

Dar siempre lo mejor de mi mismo, mi mejor versión.